No creerás la historia de las victimas del tren de Frankston

Tal y como fue publicada ayer, en el perfil del australiano Chris Harrigan.

«Gente, esta es la historia del crimen de la década.

Ayer, una amiga me contó lo que bien podría ser la mejor historia que jamás he oído. Ella había tomado el tren desde Frankston. Y me cuenta que mientras esperaba por el tren, vio a un hombre que estaba sentado en la plataforma con una bolsa de pescado y patatas fritas. Pero no se las comía. Al parecer solo las dejaba airear.

Esto atrajo unas cuantas gaviotas, que comenzaron a rodear la plataforma. En lugar de espantar a los pájaros, el hombre les ofrecía algunas patatas fritas. Y seguía haciendo esto, sacando los bocados lentamente, hasta que hubo un gran grupo de gaviotas frente a él, unas 15 o 20. Un pequeño ejército. Les tiraba una patata de vez en cuando — lo suficiente para mantener a las aves interesadas, pero no lo suficiente para saciarlas. Era frustrante. Ya se comenzaban a enojar. Graznaban en volumen alto. Era como si las estuviera preparando para… algo!

Luego llegó el tren, y todo el mundo entró al vagón. Pero el hombre se quedo en el suelo con sus patatas fritas. Justo cuando el tren estaba a punto de partir… Ocurrió.

Justo antes de las puertas cerrarse, el hombre tiró toda la bolsa de pescado y patatas fritas al tren. Toda la bandada de gaviotas siguió la bolsa. Y las puertas se cerraron. En el interior del tren: caos…  ¡pandemonio!

La próxima parada del tren era en 5 minutos.» ??

Crédito: Chris Harrigan / Facebook

via Giphy

Gaviota roba de una tienda

×

Prénsame en Facebook 

En sólo un momento y sin abandonar esta página puedes permanecer informado de lo nuevo que 
Prénsame publica — directo a tu muro.

Autorizar
Conéctate a Prénsame